AMAMOS LO QUE HACEMOS!

Sobre nuestra marca...

Loblan nace en 1959 creando calzado para el mercado nacional.  Desde sus inicios se marca el estándar de su trabajo: materia prima de excelente calidad, mano de obra esmerada en el proceso artesanal, para conseguir un producto de primera que le permite competir en cualquier mercado. Nuestra historia forma parte de nuestro presente que nos proporciona la experiencia y el “saber como” necesario para continuar la construcción de un futuro lleno de éxito.  

 

        Es en 1972 cuando Loblan comienza a producir lo que representaría el eslabón inicial en el desarrollo de un estilo propio y único en el país; La Auténtica Bota...

 

          Una bota vaquera clásica adecuada a las más altas exigencias de estética, comodidad y durabilidad con una amplia variedad de modelos para satisfacer todas las expectativas a nivel nacional e internacional. Nuestras botas son distribuidos en las mejores zapaterías abarcando todas las regiones del país, pero  además nuestros productos llegan con  éxito al mercado internacional como: Holanda, Inglaterra, Canadá, USA, Grecia, Chile, Colombia...                                                                     

 

”Loblan, producto 100% venezolano...”.

 

           Al pasar el tiempo Loblan no se detiene y avanza de la mano con la moda creando nuevos estilos para aquellos que piden más, mezclando lo clásico con detalles innovadores.

 

      La calidad de Loblan tiene su propio compromiso, de esta manera la estética, comodidad y resistencia de su producto le pide elaborar un nuevo calzado que mantenga el estándar y destaque por su sencillez y robustez.

 

          Cuando la bota va desde el ambiente rural y agreste hacia la ciudad, las necesidades cambian, el contexto urbano pide algo más, y Loblan lo crea...

 

Avanzando y marcando la diferencia...

Producción de botas...

Nuestras botas son Confeccionadas con pieles naturales, al igual que el forro y las suelas,  de ganado vacuno en espesor de 1,6 a 2 mm. Curtidas ùnicamente en tenerìas, tanto nacionales como extranjeras,  certificadas en la protección del medio ambiente.

                                                                                     

            La producción en Loblan, es un proceso en cadena.  El producto es considerado como algo artesanal, y como tal, pasa por manos de todos los operarios de planta. Se utiliza además materia prima de excelente calidad y somos muy estrictos con cada material a utilizar en producción.  Se buscan los mejores proveedores de materia prima nacional del mercado para garantizar aun más la calidad de nuestras botas.  Pieles, pegamentos, suelas, hilos, ceras, tintas, salpas, accesorios y demás materiales se manejan adecuadamente hasta llegar a conseguir el producto perfecto.

 

 

“Sus botas fueron cuidadosamente confeccionadas con las mejores técnicas y métodos, integrando absolutamente todos los materiales necesarios de óptima calidad, utilizando pieles, forros, plantillas, suelas, tacones y demás refuerzos e implementos totalmente naturales; ensamblados con el tradicional sistema “welt” que consiste en empalmillar la piel a la suela con doble costura interna y externa, que le garantiza impermeabilidad, aislamiento y duración, aún en condiciones adversas.”

 

 

          En el sistema de montaje se utiliza  “Good Year Welt” un sistema de producción tradicional y  artesanal que garantiza la comodidad y durabilidad  de las botas por llevar doble costura de ensamble utilizando equipos que hoy día poco se ven en la industria del Calzado, pero que brindan al usuario la oportunidad de tener un producto noble en materiales y confección.

           Se utilizan máquinas troqueladoras para las suelas y los cortes de piel.  Máquinas de coser para la unión de todos los componentes: pala, caña, suela..., máquinas remachadoras, de montaje y desmontaje, de emplantillar y algunas más.  Poseemos la maquinaria adecuada para cada proceso a seguir.

 

        La bota desde que se crea en el departamento de modelaje hasta su culminación, pasa por varios procesos de producción: cortado, costura, montado y acabado final.  En este último proceso, se es bastante estricto.  La bota debe llegar al cliente en perfectas condiciones y las que no cumplen con los requisitos, son devueltas al departamento de producción para reparar las fallas presentadas.

          En los últimos 60 años nos hemos comprometido a fabricar el mejor calzado… Hemos estado vendiendo nuestros productos en mas de 15 países a través de nuestras principales redes de distribución y no pretendemos parar!